Las luchas internas en Siria pueden ser el pretexto para una intervención mayor

Estándar

la-proxima-guerra-luchas-internas-en-siria-pretexto-para-mayor-intervencion

Una estrategia de tensión creada por las divisiones entre los combatientes extranjeros financiados puede dar una oportunidad a Occidente de apoyar todavía más a “terroristas buenos” contra “terroristas malos.” 

El analista geopolítico Eric Draitser ha explicado en Press TV qué hay detrás de las recientes luchas internas entre los combatientes financiados desde el extranjero que luchan junto y dentro de las fronteras de Siria. Sugiere que una nueva narrativa está en ciernes, que retratará a “terroristas buenos” encerrados en una batalla contra los “terroristas malos”, proporcionando así un nuevo contexto en el que Occidente puede seguir armando y financiando a grupos terroristas que libran la guerra en Siria.

Mientras Occidente mantendrá que el conflicto en Siria comenzó como “manifestaciones pacíficas”, los lectores deben tener en cuenta que el ganador del Premio Pulitzer, el periodista Seymour Hersh, dijo lo siguiente casi proféticamente en su artículo, “La redirección: ¿Está la nueva política de la Administración beneficiando a nuestros enemigos en la guerra contra el terrorismo?”:

“Para debilitar a Irán, que es predominantemente chiíta, la Administración Bush ha decidido, en efecto, reconfigurar sus prioridades en Oriente Medio. En el Líbano, la Administración ha cooperado con el gobierno de Arabia Saudita, que es sunita, en operaciones clandestinas que pretenden a Hezbolá, la organización chií que está respaldada por Irán. Los EE.UU. también han participado en operaciones clandestinas destinadas a Irán y a su aliado Siria. Un subproducto de estas actividades ha sido el refuerzo de los grupos extremistas sunitas que propugnan una visión militante del Islam y son hostiles a Estados Unidos y simpatizantes de Al Qaeda”.

Hersh también indicó en su informe de 2007 que la Hermandad Musulmana de Siria ya estaba siendo financiada y apoyada por los EE.UU., Israel y Arabia Saudí para preparar el eventual derrocamiento del gobierno sirio:

Existe evidencia de que la estrategia de la redirección de la Administración ya ha beneficiado a la Hermandad. El Frente de Salvación Nacional sirio es una coalición de grupos de oposición, cuyos miembros principales son una facción liderada por Abdul Halim Khaddam, ex vicepresidente sirio que desertó en 2005, y la Hermandad. Un ex agente de la CIA de alto rango me dijo: “Los estadounidenses han proporcionado tanto apoyo político como financiero. Los saudíes están tomando la delantera en el apoyo financiero, pero no hay participación estadounidense”. Dijo que Khaddam, quien ahora vive en París, iba a obtener dinero de Arabia Saudita, con el conocimiento de la Casa Blanca. (En 2005, una delegación de miembros del Frente se reunió con funcionarios del Consejo de Seguridad Nacional, según informes de prensa.) Un ex funcionario de la Casa Blanca me dijo que los saudíes habían proporcionado a los miembros del Frente los documentos de viaje.

The New York Times entonces confirmó en su artículo de junio de 2012, “La CIA ayuda a armar a la oposición siria“:

Un pequeño número de oficiales de la CIA están operando en secreto en el sur de Turquía, ayudando a los aliados a decidir qué combatientes de la oposición siria recibirán armas a través de la frontera para luchar contra el gobierno sirio, según funcionarios estadounidenses y oficiales de inteligencia árabes.

Las armas, incluyendo rifles automáticos, granadas propulsadas por cohetes, municiones y algunas armas antitanques, están siendo canalizadas principalmente a través de la frontera con Turquía a través de una red intermediarios en la sombra incluyendo la Hermandad Musulmana en Siria y pagadas por TurquíaArabia Saudí y Qatar, dijeron los funcionarios.

El propio Departamento de Estado de EE.UU. confirmó la presencia de las operaciones a nivel nacional ya en noviembre de 2011 por la franquicia siria de Al Qaeda, en su informe de diciembre de 2012 “Designación de terroristas del Frente al-Nusrah como un alias para al-Qaeda en Irak“, que declaró:

Desde noviembre de 2011, el Frente al-Nusrah ha reivindicado casi 600 ataques – que van desde más de 40 ataques suicidas a las armas pequeñas y las operaciones con artefactos explosivos improvisados ​​- en los principales centros de ciudades como Damasco, Alepo, Hama, Dara, Homs, Idlib y Dayr al-Zawr. Durante estos ataques numerosos sirios inocentes han sido asesinados.

Es evidente que, desde 2007, mucho antes de que la “primavera árabe creada por Estados Unidos” se fuera introducido en el léxico internacional, los EE.UU. y sus socios regionales habían comenzado de manera tangible la preparación para el derrocamiento violento del gobierno sirio a través de la Hermandad Musulmana y los combatientes de Al Qaeda importados en el país.

Para quienes buscan una solución genuina a la violencia desenfrenada que destruye a Siria, deberían cortar a los combatientes extranjeros en su totalidad y apoyar a Damasco en el restablecimiento del orden y la estabilidad en el país.

Fuente: Press Tv

http://www.laproximaguerra.com/2014/01/luchas-internas-en-siria-pueden-ser-pretexto-para-intervencion-mayor.html

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s