Reunión secreta de Bilderberg comenzará este jueves en Watford, Inglaterra

Estándar


La conferencia anual de Bilderberg, que reúne a influyentes personalidades del gobierno, los negocios, las finanzas, la comunidad de inteligencia, la realeza, los medios, la banca privada y variados académicos, comenzará este jueves en el Reino Unido. En línea con la tendencia de años recientes, el secretismo del evento ha comenzado a disminuir poco a poco gracias a los medios de prensa no convencionales.

Aunque Bilderberg está ahora ofreciendo ciertos detalles sobre sus reuniones privadas – listas parciales de invitados y supuestos temas de discusión, por ejemplo – los críticos continúan sosteniendo que la agenda sigue oculta para el público. Ciudadanos de diversos países han comenzado a sospechar de la reunión, percibiendo que las “élites” están tomando decisiones por el resto de la humanidad a puertas cerradas.

Claro está, los directivos de Bilderberg intentan enmarcar la conferencia anual como un simple foro donde se discuten temas globales en privado. Sea dicho de paso, si se conociera que sus asistentes están formulando políticas, los participantes estadounidenses estarían infringiendo la Ley Logan, que criminaliza la realización secreta de tales actividades con extranjeros. Filtraciones y declaraciones públicas de los miembros de Bilderberg a lo largo de los años sugieren que las reuniones abarcan mucho más que discusiones “off-the-record”.

La BBC entrevista a Alex Jones en las cercanías de la reunión de Bilderberg 2013
En el sitio web de Bilderberg, los organizadores ofrecen ciertos detalles. “Fundado en 1954, Bilderberg es una conferencia anual diseñada para cultivar el diálogo entre Europa y Norteamérica”, dice la página, sin mencionar el papel clave del Príncipe Bernardo de Holanda, un ex miembro de la SS nazi, en la fundación del evento. “Cada año, entre 120 y 150 líderes políticos y expertos de la industria, las finanzas, las academias y los medios son invitados a formar parte de la conferencia. Cerca de dos tercios de los participantes provienen de Europa y el resto de Norteamérica; un tercio de la política y el gobierno, y el resto de otras áreas”.

Comentando sobre las reuniones, Bilderberg dice que la conferencia siempre ha sido un “foro para discusiones informales y extraoficiales, sobre grandes tendencias y asuntos importantes que el mundo enfrenta”. Dado que la reunión es privada y cerrada al público, explica que los “participantes no son ligados a convenciones de oficina o posiciones pre-acordadas”, por lo cual pueden tomarse el tiempo para “escuchar, reflexionar y reunir opiniones”.

Según la página de Bilderberg, los temas de discusión de este 2013 incluyen el crecimiento económico y la creación de empleos en Estados Unidos y Europa. También entre los asuntos primordiales: la deuda, cómo el almacenamiento masivo de datos está cambiando los paradigmas globales, el nacionalismo, el populismo, la política exterior estadounidense, África, la ciber-guerra, investigaciones médicas, educación, políticas de la Unión Europea y los avances en Medio Oriente.

Ya que Bilderberg tiene tanto secretismo, no hay forma de confirmar los detalles proveídos públicamente por la organización. Los críticos tienden a desconfiar de los comunicados oficiales, dada la enorme influencia de los asistentes que figuran en la lista “oficial” de participantes, y el hecho de que muchos de ellos son políticos. La declaración pública de Bilderberg concluye con lo siguiente: “No hay agenda detallada, no se proponen resoluciones, no se toman votos y no se emite ninguna afirmación sobre política”.

Entre los 140 participantes de este año, aproximadamente, muchos de ellos forman parte del sector público de Europa: el actual presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, quien sostuvo nuevamente que la Unión Europea podría convertirse en un estado federal en un par de años; la jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, quien enfrenta cargos de corrupción en Francia; el ex asesor internacional de Goldman Sachs, Mario Monti, elegido por banqueros y autoridades europeas para ser primer ministro de Italia, y muchos otros, entre políticos e incluso miembros de la realeza.

Del sector privado de Europa, figuran numerosos líderes de los negocios y magnates bancarios. Entre ellos: el presidente de Lazard International, Peter Mandelson; el editor en jefe de la revista de establishment The Economis, John Micklethwait; el presidente de Goldman Sachs International, Peter Sutherland, y muchos más. Múltiples directores ejecutivos de la banca, la energía y las finanzas, y otros sectores, también estarán presentes.

Mientras tanto, los asistentes que provienen de Estados Unidos también incluyen la lista de “quién es quién” en los medios, la política y el establishment empresarial. Muchas figuras están ligadas a “think-tanks” o fundaciones sin fines de lucro, conocidas por atacar las libertades en Estados Unidos y formular una política exterior belicista.

Entre los americanos se encuentra: el vicepresidente de Goldman Sachs, Michael Evans; el ex jefe del Tesoro del gobierno de Obama, Timothy Geithner; el director ejecutivo del Washington Post, Donald Graham; el ex Secretario de Estado y criminal de guerra, Henry Kissinger; la presidenta del controvertido Carnegie Endowment for International Peace, Jessica Matthews; el extraordinario neoconservador Richard Perle del American Enterprise Institute; el retirado general de Ejército y renunciado jefe de la CIA, David Petraeus; el ex jefe del tesoro, Robert Rubin, quien también sirve como co-presidente del Council on Foreign Relations (CFR); el director de Google, Eric Schmidt, y muchos más.

A pesar de que no se conocen decisiones oficiales realizadas por Bilderberg, la evidencia sugiere lo opuesto. La creación de la Unión Europea, al igual que la moneda única del euro, suele atribuirse a Bilderberg, según han admitido sus propios participantes.

La evidencia anecdótica, por otra parte, muestra que las reuniones generan una influencia tremenda sobre los asuntos políticos de Estados Unidos. Consideremos, por ejemplo, el caso de Bill Clinton: en 1991, el ex presidente asistió a la cumbre como un gobernador de poca fama, sin embargo, un año después, logró llegar hasta la Casa Blanca. Barack Obama también habría asistido a la reunión anual de Bilderberg en Virginia, antes de ser presidente en 2008.

Los asistentes españoles de Bilderberg

Según publica ABC de España, la delegación española de Bilderberg estará conformada este año por el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos; el presidente de Inditex, Pablo Isla, y el presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián, el único español que forma parte del comité directivo del Club.

El medio describe que el evento se realizará con “la habitual atmósfera de secretismo” y con “un fuerte dispositivo policial”.Los participantes se alojarán desde el 6 al 9 de junio en el lujoso Grove Hotel de la localidad británica de Watford, a apenas 30 kilómetros de Londres.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s