Netanyahu tiene pocas opciones en el sur de Israel… y ninguna es buena.

Estándar

la proxima guerra benjamin netanyahu discurso embajadores exteriores ashkelon israel misil cohete

La situación de Israel con la Franja de Gaza es totalmente insostenible de arriba a abajo.

Hamas y otros grupos han disparado unos 11.000 cohetes contra Israel desde el año 2001, de acuerdo con el Ministro de Defensa Interior, Avi Dichter, 160 de ellos desde la noche del pasado sábado. La soberanía de Israel ha sido violada una y otra vez. Los residentes del sur se han encontrado en primera línea en innumerables ocasiones. Los niños se han criado con las alarmas y las alertas rojas envenenando sus días y quitándoles el sueño.

Las personas que viven en Sderot y Netivot están indignadas: Ellos saben que si este lanzamiento de cohetes hubiera estado dirigido a Tel Aviv, Israel estaría ya en guerra. También saben que el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Ehud Barak, sólo se comprometieron a fortalecer las casas situadas entre 4,5 y 7 kilómetros de Gaza el 24 de octubre, en medio de una campaña electoral. (Las viviendas cercanas a Gaza ya están fortificadas.) Por otra parte, saben que durante años el ejército y el gobierno decidieron no invertir en la protección de cohetes de corto y mediano alcance, por lo que las baterías del sistema de defensa antimisiles Iron Dome, desarrollado contra los deseos de la plana mayor y cada vez más vital con estas rondas de ataques de cohetes, hasta el momento han sido adquiridas en número insuficiente y es por ello que las ciudades y kibbutzim más cercanas a la frontera, por debajo del rango de Iron Dome, siguen siendo vulnerables a los cohetes y al fuego de mortero.

El ejército israelí está dispuesto a cumplir cualquier misión que el gobierno le ordene, pero los oficiales de alto rango saben que será duro conseguir victorias tangibles en una invasión terrestre. Lo mejor que pueden hacer las FDI probablemente es infligir golpes dolorosos a Hamas, como el Ministro de Defensa ha dicho, tal vez empujándolo a un alto el fuego negociado por medio de una combinación de asesinatos selectivos y un tipo de operación limitada que fuerce a Hamas y a la comunidad internacional a responder. Derrocar al régimen deHamas no es una opción razonable – las consecuencias van desde el caos, a la aparición de un régimen islamista aún más extremo, a un vacío y a la no deseada restauración de la responsabilidad israelí – y las victorias contra los grupos guerrilleros son difíciles de alcanzar y casi imposibles de asegurar.

El gobierno debe a sus ciudadanos algún tipo de solución. Hablar con Hamas, sin embargo, como afirma el ex ministro de Defensa, Amir Peretz, no es algo que Netanyahu es probable que haga, y menos aún estando bajo fuego. Una operación limitada, similar a la del invierno de 2008/2009, la Operación Plomo Fundido, es una posibilidad, pero incluso eso significa tirar a Israel en una pequeña guerra en Gaza. Y, como todas las guerras, se sabe donde podría empezar, pero donde no terminaría. Esto es especialmente significativo hoy en día, con la presidencia de la Hermandad Musulmana en Egipto, la frontera con Siria calentándose y toda la región en una especie de flujo de los de una vez cada siglo.

A nivel internacional, Netanyahu tiene poca buena voluntad que pedir. El primer ministro israelí, Ehud Olmert ganó la solidaridad internacional tangible durante la operación Plomo Fundido, a pesar del alto número de muertes en Gaza, porque se le consideraba que estaba haciendo todo lo posible para avanzar en los esfuerzos de paz con Mahmoud Abbas y la Autoridad Palestina en Cisjordania. Netanyahu no goza de dicho crédito.

Es difícil que el primer ministro consiga la comisión de un informe que considere los asentamientos en Cisjordania legales por el derecho internacional – sin tener en cuenta la opinión de todos los gobiernos occidentales – y al mismo tiempo esperar un respaldo a pleno pulmón de los gobiernos cuyo apoyo Israel necesitaría. Es imposible nombrar a un hombre como Avigdor Liberman para el cargo de ministro de Relaciones Exteriores – una virtual persona non grata en Washington DC y algunas de las capitales de Europa – y luego pensar que se puede contar con los líderes de esos países para el apoyo sólido a la hora de que Israel lo necesite. Un primer ministro no puede esperar mantener contentos tanto a Moshe Feiglin como a Angela Merkel.

Netanyahu también es un estudioso de la historia. Él sabe que las reglas de un gobierno de izquierda y un gobierno de derecha no son similares. Internamente, el tiempo ha demostrado que sólo un gobierno de derecha es capaz de sacar adelante un proceso de paz que requiere concesiones territoriales. La izquierda, sin embargo, tiene mucho más margen de maniobra en un momento de conflicto. Tanto el primer ministro Menachem Begin como el ministro de defensa Ariel Sharon se sorprendieron cuando unas 400.000 personas se reunieron en Tel Aviv para protestar contra la guerra de Líbano el 25 de septiembre de 1982. Nunca en todos los años de gobierno laborista había llegado el pueblo israelí a protestar mientras que las armas estaban todavía calientes.

El mejor escenario para Netanyahu puede ser preparar al país y al mundo para la guerra – tanto como lo ha hecho en el tema de Irán -, mientras clandestinamente insta fervientemente y con la esperanza de que alguien más intervenga en su lugar.

Pero si no lo hace, si Egipto no puede o no quiere negociar un acuerdo, y si los EE.UU. está poco dispuesto o incapaz de ayudar en este momento, entonces, aunque desalenten las circunstancias, el gobierno israelí tendrá que actuar.

Fuente

http://www.laproximaguerra.com/2012/11/netanyahu-tiene-pocas-opciones-en-el-sur-ninguna-buena.html

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s