De los 24 protocolos, condensé doce. La traducción del inglés quizá se aleja un poco del texto original, pero el contenido sigue fiel. La compilación completa de los protocolos describe la situación actual de nuestro mundo.

Edición de 1912 del libro de Serguei Nilus Lo grande en lo pequeño, que incluye losProtocolos.

1. El control del dinero

[...] El control de las naciones será asegurado por la creación de gigantescos monopolios privados, que serán los depositarios de inmensas riquezas de los cual dependerán hasta los gojim (no judíos). [...]

[...] al día siguiente de una catástrofe política verán su aniquilamiento al mismo tiempo que el del crédito concedido a los Estados. [...]

[...] las crisis económicas alcanzarán a los Estados enemigos, substrayéndoles el dinero colocado en circulación. Acumulando grandes capitales privados, que son así substraídos al Estado, este último deberá dirigirse a nosotros para pedir prestado de esos mismos capitales. Esos préstamos concedidos con intereses serán una carga para los Estados, que se volverán esclavos. Se dirigirán a nuestros banqueros para pedirles limosna en vez de exigir impuestos del pueblo.

Los préstamos extranjeros son como sanguijuelas, no hay ninguna posibilidad de sacarlos del cuerpo del Estado, pues esas deudas sólo podrán ser desarraigadas por ellas mismas o ser rechazadas por el Estado. Los Estados gojim no las rechazarán, sino que seguirán creando otras, lo que les llevará a un fin inexorable.

Las deudas de Estado volverán a los hombres de Estado corruptibles, lo que les dejará cada vez más a nuestra merced. [...]

Observación sobre la situación actual:

En 1992 las deudas de los Estados, de los Länder y de las comunidades en Alemania ascendían a un total de 1.300. mil millones de marcos alemanes.

2. El control de la prensa
[...] Con la prensa procederemos de la siguiente forma: Su papel es el de excitar y enconar las pasiones entre el pueblo
[...] el público está muy lejos de poder imaginar quien es el primer beneficiario de la prensa.
[...] Entre todos los diarios, habrá también quien nos atacará. Pero como somos los fundadores de esos diarios, sus ataques se dirigirán exclusivamente hacia aquellos puntos que les habremos marcado con antelación.
[...] No se publicará ninguna noticia sin haber recibido antes nuestra aprobación.
[...] Desde ahora lo que sucederá es que todas las noticias del mundo serán reagrupadas solamente en algunas agencias. Estas agencias, estando bajo nuestro control, publicarán sólo lo que aprobemos. [...]
[...] Nuestros diarios abarcarán todas las tendencias: aristocráticos, socialistas, republicanos, a veces incluso anarquistas, mientras exista la constitución. [...]
[...] Los idiotas que crean que el texto de un diario refleja su propia opinión no hacen, en la realidad, más que repetir nuestra opinión o aquélla que deseamos ver expresada. [...]
3. La extensión del poder
[...] De cara al público, seremos amigos de todos.
[...] Apoyaremos a todos, anarquistas, comunistas, fascistas
[...] y particularmente a los obreros. Ganaremos su confianza y ellos se volverán así, para nosotros, un instrumento muy útil. [...]
4. El control de la fe
[...] Supliremos de los hombres su verdadera fe. Modificaremos o eliminaremos los principios de las leyes espirituales.
[...] La ausencia de esas leyes aflojará la fe de los hombres pues las religiones no serán ya capaces de dar ninguna explicación. [...]
[...] Rellenaremos esas lagunas introduciendo un pensamiento materialista y cálculos matemáticos. [...]
5. El medio con el que provocar la confusión en los espíritus
[...] Para tener dominio sobre la opinión pública, es necesario llevarlos a cierto nivel de confusión. [...]
[...] La prensa nos será una buena herramienta para ofrecer a los hombres tantas opiniones diferentes que perderán cualquier visión global y se perderán en el laberinto de las informaciones. [...]
[...] así, llegarán a la conclusión que lo mejor es no tener opinión (política).
6. La aspiración al lujo
[...] Para acelerar la ruina de la industria de los gojim nosotros suscitaremos en ellos una sed insaciable de lujo. El mortal común no tendrá sin embargo el placer de alcanzarlo, pues haremos de suerte que los precios sean cada vez más altos. Así, los trabajadores deberán trabajar más que antes para satisfacer sus deseos.
[...] Estarán presos en la trampa del sistema antes de haber podido identificarlo.
7. La política utilizada como instrumento
[...] Destilando un soplo de liberalismo en los órganos del Estado, modificaremos todo su aspecto político. [...]
[...] Una constitución no es más que una gran escuela de discordias, malentendidos, discusiones, en resumen, una escuela de todo lo que sirve para falsear las administraciones del Estado. [...]
[...] En la “época de las repúblicas”, sustituiremos los dirigentes por una caricatura de gobierno, con un presidente elegido por nuestras marionetas, nuestros esclavos, que es el pueblo. [...]
[...]Para nosotros las elecciones serán un medio de llegar al trono del mundo, haciendo siempre creer al modesto ciudadano que él colabora en la mejora del Estado con su participación en las reuniones y con su adhesión a las asociaciones. [...]
[...] Al mismo tiempo, reduciremos a la nada el impacto de la familia y su poder educativo.
[...]Impediremos también el surgimiento de personalidades independientes.
[...] Es suficiente con dejar a un pueblo que se gobierne a sí mismo durante un cierto tiempo (la democracia) para que se transforme en una población en la que abunde el caos. [...]
[...] El poder de la población es una fuerza ciega, absurda, irracional, que se lleva sin cesar de derecha para izquierda. Pero un ciego no puede acarrear a

otro sin caer ambos en el abismo. Solamente aquéllos que, desde su nacimiento, fueron educados para volverse un soberano independiente tienen la comprensión de la política. [...]
[...] Nuestro éxito en el trato con los hombres que necesitemos, será facilitado por nuestro modo de tocar siempre el lado más sensible de la naturaleza humana, esto es, la codicia, la pasión y la sed insaciable de objetos físicos y materiales.

8. El control de la alimentación
[...] Nuestro poder reside también en una permanente penuria de alimentos. El derecho del capital, matando de hambre a los trabajadores, permite ejercer sobre ellos un control más seguro del que podría tener la nobleza con su rey.
[...] Actuaremos sobre las masas a través de la carencia, la envidia y el encono que de ello resulta.
[...] Todo propietario rural puede ser un peligro para nosotros, pues él puede vivir en autarquía. Esa es la razón por la que es preciso, privarlo a todo coste de sus tierras. El medio más seguro para alcanzar eso es aumentar los
cometidos rurales, [...] llenar de deudas a sus propietarios. [...]

9. El papel de la guerra
[...] Colocaremos en pie todas las fuerzas, para impeler a aquéllos que tienen sed de poder a abusar de su poder. Es necesario fomentar las disensiones y enemistades en toda Europa y por intermedio de Europa, en otras partes de la Tierra. [...]
[...] Es preciso que seamos capaces de aniquilar toda oposición, provocando guerras con los países vecinos. En caso de que esos vecinos osen enfrentarnos, es necesario responderles con una guerra mundial. [...]

10. El control por medio de la educación
[...] No incitaremos a los gojim a lograr una aplicación práctica de su observación imparcial de la historia, pero les invitaremos a que hagan ponderaciones teóricas, sin hacer relaciones críticas sobre los acontecimientos que seguirán. [...] En ese juego, sepan que el objetivo principal es haberlos convencido para que acepten las necesidades de la ciencia.

[...] Teniendo esto en cuenta, no cesaremos de crear una confianza ciega en esas teorías (científicas) y los diarios nos auxiliarán muy bien en cuanto a eso.
Los intelectuales entre los gojim se ensalzarán de sus conocimientos. [...]
[...] El pueblo perderá, cada vez más, el hábito de pensar por sí mismo y de formar su propia opinión, acabará pronunciando las palabras que anhelemos oír pronunciadas. [...]

11. El control de las logias francmasonas
[...]En todos los países de la Tierra crearemos logias francmasonas, nosotros las multiplicaremos y atraeremos a las personalidades que se destacan. [...]
[...] Colocaremos todas esas logias bajo el dominio de nuestra administración central, que sólo nosotros conocemos y que los otros ignoran totalmente.
[...] ¿Quién o qué puede vencer un poder invisible? He ahí donde se encuentra nuestro poder. La francmasonería no judía nos sirve de cobertura sin saberlo.
Pero el plan de acción de nuestro poder continúa siendo un secreto para todo el pueblo e incluso para el resto de la cofradía. [...]

12. La muerte
[...] La muerte es el fin inevitable de todos, por consecuencia, es preferible llevar a ella a todos los que constituyen un obstáculo para “nosotros”.
Comentario:

Cita de William Cooper: They just tell you, what they want you to know
(Ellos sólo os dicen aquello que quieren que sepáis).

http://www.bibliotecapleyades.net/archivos_pdf/sociedades_secretas.pdf

http://es.wikipedia.org/wiki/Los_protocolos_de_los_sabios_de_Sion

Un comentario »

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s